0258. Natural history of four species of Platydracus Thomson (Coleoptera: Staphylinidae) in Heliconia bourgaeana Petersen (Zingiberales: Heliconiaceae) flower bracts

J. H. Frank, M. A. Morón

Abstract


The insect fauna within inflorescences of Heliconia bourgaeana Petersen (Zingiberales: Heliconiaceae) was evaluated in Parque Metlac, Fortín de las Flores, Veracruz, Mexico between May and October 1995. Floral bracts were present in May and some persisted to October, despite much destruction in August by a grackle, Quiscalus mexicanus (JF Gmelin) (Icteridae). Flowers were abundant in the bracts in May-June, after which their number declined as fruits matured. Insects that fed on the flowers were most abundant in May-June; several of them could be pollinators; the immature stages of most of these insects were absent from Heliconia Linnaeus. The floral bracts contained water enriched by decomposition of the flowers, and this provided nutrition for aquatic organisms. Syrphid larvae (Diptera) contributed the largest biomass among the aquatic insects, and their distribution among bracts was more uniform in time than that of other aquatic insects. Larvae of Culicidae and Psychodidae (Diptera) were more variable in density and were more abundant after decomposition of the flowers. The most abundant aquatic predators of culicid larvae were larvae of Toxorhynchites Theobald (Culicidae). The most abundant amphibious predators of dipterous larvae were adults of four species of Platydracus Thomson (Staphylinidae), one of them yet undescribed. To capture its prey, the Platydracus adult would immerse its head and thorax, with open mandibles, to snap at passing dipterous larvae.

La fauna insectil asociada con las inflorescencias de Heliconia bourgaeana Petersen (Zingiberales: Heliconiaceae) fue evaluada en el Parque Metlac, Fortín de las Flores, Ver., México entre mayo y octubre de 1995. Las brácteas florales estuvieron presentes en mayo y persistieron hasta octubre, aunque con mucha destrucción a partir de agosto debido a la acción del zanate mexicano (Quiscalus mexicanus (JF Gmelin), Icteridae). Las flores en las brácteas fueron abundantes en mayo y junio, después de lo cual su número se redujo conforme aumento el tamaño de los frutos, los cuales maduraron en octubre. Los insectos adultos que se alimentaron en las flores fueron más abundantes en mayo y julio; varios de ellos podrían actuar como polinizadores. Los estados inmaduros de la mayoría de estos insectos no fueron encontrados en Heliconia Linnaeus. Las brácteas florales contuvieron agua enriquecida por la descomposición de las flores, lo cual provey de nutrimentos para algunos de los organismos acuáticos. Las larvas de la familia Syrphidae (Diptera) constituyeron la mayor biomasa de las larvas de insectos y su distribución fue notablemente uniforme entre las brácteas en cada espiga floral y a lo largo del periodo de observación. Las larvas de las familias Culicidae y Psychodidae (Diptera) fueron más variables en su densidad, y más abundantes después de la descomposición de las flores. Los depredadores acuáticos de las larvas de Culicidae más abundantes fueron larvas de Toxorhynchites Theobald (Culicidae). Los depredadores anfibios más abundantes de las larvas de dípteros fueron cuatro especies de Platydracus Thomson (Staphylinidae), una de ellas aun no descrita. Para capturar su presa, un estafilínido sumerge su cabeza y su tórax, con mandíbulas abiertas, en el agua e intenta capturar las larvas de dípteros.

Full Text:

PDF